¿Qué elementos comunes tienen las personas de diferentes culturas? En esencia, somos seres humanos con las mismas necesidades y capacidades. Tenemos principios, proyectos y creencias. Un corazón que ama y sufre. Una mente que piensa, conoce y se comunica. Un cuerpo que mira, abraza y camina hacia adelante. Que se relaciona con los demás. La pregunta nos invita a reflexionar sobre las cosas comunes que nos igualan, más allá de toda diferencia entre distintos pueblos e individuos. Se trata de lo que nos une.

La acción transformadora sobre el convencimiento de que no habrá progreso si no es de todos y para todos fue propuesta por Clara Gómez-Plácito e Íñigo Gómez-Plácito, activistas de la organización Convergencia de las Culturas, durante la mesa redonda Interculturalidad, encuentro y diálogo entre seres humanos celebrada en el marco del Foro Humanista Europeo de 2018.

En una sesión dinámica y divertida, los moderadores propusieron actividades lúdicas para fomentar el diálogo sobre los grandes retos de la interculturalidad en el momento actual, incentivando a que las personas de diferentes orígenes allí presentes, entre ellos, latinoamericanos, europeos y africanos, intercambiasen sus pensamientos, experiencias y acciones sobre el tema.

Frente a los procesos migratorios y los desplazamientos de poblaciones por conflictos, se ha abordado la falta de información y tratamiento hacia las personas que salen de sus países en busca de nuevas oportunidades de vida. En vez de un número más registrado en papeles de llegadas y partidas, ellas son seres humanos con historias y características únicas.

Durante la jornada, también se precisaron diferentes conceptos como interculturalidad y mundialización.  El primero de ellos, la interculturalidad, al poner el énfasis en la idea de relación supera al término de multiculturalismo o simple coexistencia. Por su parte, la mundialización expresa la interrelación progresiva del mundo, que cabe distinguir de la globalización, que según los ponentes, gira alrededor de la expansión de la economía de mercado por todos los territorios y niveles sociales.

El encuentro cerró con una bonita presentación de una canción africana con un mensaje de paz, y con la conclusión final de los ponentes que pusieron en valor la necesidad de darnos las manos, ya que solamente unidos podremos darle la vuelta al mundo y cambiar la perspectiva hacia la construcción de una nación humana universal.

This slideshow requires JavaScript.