Quien evoca el concepto de soberanía, que está en el centro de la doctrina del Estado, del derecho público, de la Constitución y de la Carta de las Naciones Unidas, es considerado ahora como un grosero, un troglodita: compadecido y burlado como quien trató de llamar por teléfono en los teléfonos públicos, cuando no demonizado como un fascista” (Carlo Galli).

¿Quién tiene la soberanía hoy en día? ¿El pueblo o el paraestado?
¿Cómo se articula la soberanía en el siglo XXI?
¿Cómo se relaciona el concepto de soberanía con el de Nación Humana Universal?

Contacto: Giovanna Ubaldeschi

Más información: